La Procuraduría General de la República aún no recibe el cuestionario por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila (PGJEC), que se le realizará a Salvador Alfonso Martínez Escobedo La Ardilla, sobre el asesinato de José Eduardo Moreira Rodríguez, hijo del exgobernador de Coahuila y expresidente del CEN del PRI, Humberto Moreira Valdés.

Fuentes federales precisaron que el agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la SIEDO cuenta con 48 horas más para retener Martínez Escobedo, capturado el pasado sábado en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

La PGJEC solicitará que también se le interrogue sobre la fuga de 132 reos del Centro de Readaptación Social de Piedras Negras, Coahuila, ocurrida en septiembre.

Mientras tanto, continúa la búsqueda y captura de Víctor Landeros Sifuentes La Iguana, supervisor de la Policía Municipal de Ciudad Acuña y los presuntos sicarios de Los Zetas, sólo identificados con los apodos de El Chaqui, El Flaco y El Pelón.

Éstos conspiraron para preparar el secuestro y muerte de José Eduardo Moreira Rodríguez junto con el subdirector operativo de la Policía Municipal, Rodolfo Castillo, y los suboficiales Víctor Carrizales Prieto y José Trinidad Landeros Sifuentes, los cuales se encuentran sujetos a un arraigo.

En caso de requerirse más tiempo para cumplir con el oficio de colaboración con la Procuraduría de Coahuila, la PGR puede recurrir a solicitar un arraigo por 40 días e incluso duplicarlo si es necesario.

rtorres@eleconomista.com.mx