Con una trayectoria en la iniciativa que data de más de 35 años, Ernesto Moya llega a la presidencia del Consejo Mexicano de Uniones de Crédito (ConUnión), donde uno de sus principales objetivos será el cabildear los temas que a este sector preocupan, como la deducción fiscal de las reservas que tienen sobre las carteras.

En su andar, Grupo DESC, The Walworth (en Philadelphia), Grupo Babcock, Multivalores, Grupo DINA; entre otros, fueron los espacios en donde Moya ha tenido que poner en práctica los conocimientos adquiridos, no sólo como Ingeniero Químico por la Universidad de Guadalajara, sino en sus estudios en el IPADE en la Maestría en Administración de Empresas.

La interacción con el gobierno no es un elemento que esté ajeno para este funcionario. En la década de los 90, fue el encargado del proceso de privatización de Grupo Dina, además de encabezar su reestructuración y la colocación pública en la Bolsa de Valores de Nueva York.

En sus responsabilidades actuales está la dirección general de la Unión de Crédito CYMA, así como presidente del Consejo del fondo Linzor Capital, propietaria de la firma TIP México (arrendadora de equipo de transporte, anteriormente propiedad de GE Capital).

Nacido en Barcelona, España; pero naturalizado mexicano, Moya llega a la presidencia de este organismo, que cuenta con una cartera vigente por más de 17.7 miles de millones de pesos, y que representa a 65 uniones, mismas que concentran el 80% de activos del sector.

Por ahora, su responsabilidad principal es transmitir mensajes claros, como el hecho de que las uniones de crédito hayan generado una caída de 44% al cierre del 2011, no tiene que ver con un mal manejo de estos organamismos, sino por la adaptación a las nuevas circunstancias, como disponer de las estimaciones preventivas sobre la cartera de crédito.

Al frente de este organismo, Moya contribuirá a la consolidación y crecimiento a partir de la Ley que impera en el sector, y que les regula como intermediarios por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Para el directivo, las uniones de crédito son el canal de financiamiento para las pequeñas y medianas empresas, en donde su valor radica en el conocimiento del cliente, que les lleve a tener resultados en terrenos positivos.

La entrevista a Ernesto Moya, presidente de ConUnión se encuentra publicada en el Suplemento Uniones de El Economista.

RDS