La espiral de violencia y narcoejecuciones de cuatro cárteles han generado en cinco días 198 asesinatos y en los primeros 16 días de junio llegaron a 500, esto lo hace atípico para cualquier diagnóstico, y no da la razón al Estado de que aun cuando se están matando entre ellos, la violencia descenderá.

De acuerdo con David Ordaz Hernández y Alberto Islas, especialistas e investigadores del Inacipe y Risk Evaluation, respectivamente, la situación en México en algunas zonas a excepción de Yucatán, donde hasta el momento no hay una sola ejecución, no permite realizar un claro diagnóstico sobre el tema.

Para Ordaz Hernández, el hecho de que a casi seis meses de iniciado el 2010, la cifra diaria de ejecuciones o enfrentamientos deje 31.2 cadáveres por día, se encamine a superar el mes más violento de la historia , como fue mayo pasado cuando el ritmo fue de 40.1 por día, eso sí es motivo de alarma.

De acuerdo con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y Procuraduría General de la República (PGR), hasta el 16 de junio, se contabilizan 2,500 ejecuciones al frente de: Chihuahua, Michoacán, Sinaloa, Guerrero y Estado de México, aunque la excepción es Yucatán, donde desde el 2009 no se ha registrado un solo crimen de esa naturaleza.

Quiénes llevan la batuta

El Investigador del Inacipe, comentó al El Economista que organizaciones como La Familia Michoacana, Los Zetas, Beltrán Leyva, Pacífico, Ciudad Juárez y Tijuana llevan la batuta en estos actos.

Aunque La Familia Michoacana, Zetas y Beltrán Leyva o adeptos de Edgar Valdez Villarreal La Barbie, han roto cualquier proporción criminal al dejar en manos del sicariato las ejecuciones, con las que buscan mandar mensajes.

Para Islas, estos hechos van de la mano con la temporada de siembra de marihuana en el Centro del país y empieza el reparto de territorios. Además de la guerra por el control de los cárteles.

A su jucio, la emboscada del lunes en contra agentes federales es grave, porque es un desafío de La Familia contra la SSP para demostrar su control dentro de corporaciones estatales y municipales. Consideró que el secretario Génaro García Luna está desapamparando a sus oficiales, pues a diferencia de las ejecuciones de militares, que la Sedena sigue con todo , cuando se trata de federales no pasa nada , lo que los hace blanco del crimen organizado.

[email protected]