Después de la emboscada que sufrió un grupo de policías estatales de Guerrero, que patrullaban el poblado de Tepoxtepec, municipio de Apaxtla de Castrejón, y de que fueran acribillados nueve de ellos y uno más resultara gravemente herido, fuerzas federales y tropas de la secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina Armada de México (Semar) iniciaron una operación rastrillo para localizar al grupo agresor.

Fuentes federales expresaron que tras los hechos ocurridos la noche del martes en ese poblado, sitio cercano a donde en marzo del 2012 ocurrió otra masacre similar, con la muerte de 12 policías, seis estatales y seis municipales, elementos de la Sedena y la Semar, se abocan a localizar a los presuntos responsables.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado de Guerrero informó la tarde de ayer que un contingente de sus elementos fue emboscado cuando realizaba labores preventivas, pero los elementos de seguridad fueron sorprendidos en una brecha de esa comunidad y agredidos con disparos de armas de fuego de alto calibre entre las 9 y 10 de la noche del martes.

El poblado, ubicado en una zona agreste, se encuentra asentado a 40 minutos de la cabecera municipal de Apaxtla de Castrejón, por lo que los refuerzos tardaron en acudir al llamado de auxilio y, cuando llegaron al sitio, sólo encontraron a nueve de sus compañeros acribillados y uno más que se encuentra gravemente herido.

Más tarde, se sumaron elementos de la Policía Federal, de la Sedena y de la Semar, los que se encuentran adscritos al operativo Guerrero Seguro, mismos que iniciaron de inmediato la búsqueda de los presuntos integrantes del crimen organizado, quienes perpetraron la agresión en contra de los policías estatales.

Hasta el momento, no existen reportes castrenses, navales o federales que expongan la detención de los agresores, por lo que se realizaron patrullajes aéreos y carreteros en la zona norte de la entidad, en la Vía de Ayala e Ixcatepec, donde en marzo del 2012, ocurrió una agresión similar que le costó la vida a una decena de policías estatales y municipales.

[email protected]