Washington.- Si una prisión en Estados Unidos es suficientemente segura para recluir al jefe narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, también lo sería para mantener a los prisioneros que se encuentran recluidos en la base naval de Guantánamo. Ese fue el argumento que presentó el viernes el asesor adjunto de seguridad nacional Ben Rhodes cuando habló sobre el intento del gobierno del presidente Barack Obama para cerrar la prisión que Estados Unidos tiene en la isla de Cuba.

NOTICIA: Recaptura de "El Chapo" Guzmán no aliviará los males de México

El Congreso ha rechazado las solicitudes del gobierno de Obama de que los prisioneros en Guantánamo sean transferidos a una instalación carcelaria en Estados Unidos. Los detractores han expresado preocupaciones en torno a la seguridad.

NOTICIA: Arresto de "El Chapo" no significa fin de cártel de Sinaloa: EU

En declaraciones a la prensa durante un almuerzo organizado por Bloomberg, Rhodes informó que no ha escuchado las mismas manifestaciones de inquietud sobre la seguridad ante los planes de traer a "El Chapo" en extradición a Estados Unidos, a pesar de que este narcotraficante ha escapado dos veces de prisiones mexicanas.

NOTICIA: Penn lamenta repercusiones de artículo sobre "El Chapo"

mac