Al grito de ¡¿dónde están esos c...?! , un grupo del crimen organizado irrumpió a las 12:48 de la noche de ayer miercoles al bar El Caballero, que se ubica en la carretera Torreón-Matamoros, y se dirigió a un grupo de parroquianos quienes ingerían bebidas alcohólicas, levantó a tres de sus asientos, los formó en la barra y fusiló, según el reporte de la Procuraduría General de Justicia del estado de Coahuila.

No conforme con la ejecución sumaria, el grupo conformado por unos 10 sicarios aún se dio tiempo para asegurar que estaban muertos al realizar el tiro de gracia en la nuca de los tres ejecutados, mientras los demás asistentes al bar abandonaron atropelladamente.

Minutos más tarde, los administradores del lugar solicitaron la intervención de la policía municipal y preventiva, donde se aseguró que había más personas heridas; sin embargo, eso resultó falso, lo que obligó a la movilización de ambulancias de la Cruz Roja, pero los paramédicos confirmaron que los tres ejecutados habían perdido la vida. En razón de esos hechos, la policía municipal solicitó la intervención de personal de la agencia del Ministerio Público de Homicidios de la Procuraduría, quienes resguardaron en lugar del crimen, donde peritos forenses cotejaron un total de 15 casquillos de armas de grueso calibre y tres más de armas cortas, con los que se dio el tiro de gracia a los ejecutados.

Los cuerpos fueron trasladados al servicio forense de la entidad; hasta el momento, no se ha identificado a los hoy occisos, debido a que no traían consigo documentación alguna y se inició una serie de toma de evidencias tanto dactilares, fotográficas, así como el inició de la necropsia de ley para poder identificar a los tres ejecutados.

La Procuraduría local reportó que los cuerpos corresponden a hombres de 35 a 45 años de edad, complexión robusta, piel morena, vestían pantalón de mezclilla azul marino los tres y playeras en diversos tonos y colores.

[email protected]