Monterrey.- Al menos 17 personas fueron asesinadas la noche del sábado al domingo en los estados de Nuevo León y Michoacán, presumiblemente como parte de disputas entre grupos narcotraficantes, informaron autoridades locales.

Las capitales de Nuevo León y Michoacán -Monterrey y Morelia, respectivamente- albergaron la tarde del sábado cuatro partidos de la jornada inaugural de la Copa del Mundo de futbol Sub-17, que está transcurriendo sin incidentes de seguridad.

En un bar del centro de Monterrey, hombres armados irrumpieron y "ejecutaron a tres personas" e hirieron a otra, explicó a la AFP un funcionario de prensa de la Agencia Estatal de Investigaciones que pidió guardar el anonimato.

Los pistoleros también secuestraron al guardia de seguridad del bar, que fue encontrado muerto la mañana del domingo cerca del local, añadió la fuente.

En Guadalupe, contigua a Monterrey, la madrugada de este domingo un comando armado asesinó a cuatro jóvenes que estaban frente a la vivienda de uno de ellos, señaló el funcionario.

En Michoacán, en tanto, este fin de semana se registraron al menos 17 homicidios atribuidos a un grupo conocido como Los Caballeros Templarios, que el viernes anunció su escisión definitiva del cártel local La Familia mediante pancartas desplegadas en varios municipios y amenazó de muerte a quien considere que colabore con ellos.

Entre las víctimas hay nueve personas que aparecieron muertas la mañana de este domingo junto a presuntos mensajes de Los Caballeros Templarios en cinco municipios de Michoacán, explicó a la AFP un funcionario de prensa de la fiscalía estatal.

Los Caballeros Templarios también serían los autores de decenas de libretos que aparecieron la madrugada de este domingo en calles y plazas del municipio de Maravatío, a unos 100 km de Morelia, en los que explican que su ruptura con La Familia es debido a que éstos se aliaron con el sanguinario cártel Los Zetas.

apr