Expedientes federales revelados este viernes en San Diego acusan a altos líderes del cártel narcotraficante de Sinaloa de contrabandear grandes cantidades de metanfetaminas, cocaína y otras drogas de México a Estados Unidos.

Los documentos formulan cargos contra Ismael "El Mayo" Zambada, de 64 años, y dos de sus hijos. Otro de sus hijos se declaró culpable en la misma pesquisa, que comenzó en 2011 con la investigación de una pequeña red de narcotráfico en los suburbios de San Diego y llegó hasta los líderes del cártel mediante el uso de más de 200 intervenciones telefónicas.

Además de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, alias el "Chapito" hijo del capo Joaquín "el Chapo" Guzmán.

Hasta ahora, 117 personas han sido acusadas en la investigación, entre ellas 60 en 14 expedientes que fueron abiertos el viernes.

El mayor de los Zambada se encuentra prófugo. También se le acusa de crímenes federales en Chicago y Brooklyn, Nueva York. Adam Braverman, un vicefiscal federal, dijo que "El Mayo" ha sido acusado en otros lugares del país en casos cuyos expedientes siguen sellados.

El principal líder del cártel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán, fue arrestado el año pasado en México.

"Sabemos con seguridad que el Mayo es reconocido como un líder. Pero le resulta difícil realizar operaciones día a día porque se encuentra prófugo. Se mueve de un lugar a otro", dijo William Sherman, agente especial a cargo del Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA) en San Diego.

Las autoridades de Estados Unidos aseguran que el mayor de los Zambada tiene 64 años y cuatro hijos, incluyendo tres que enfrentan cargos en la investigación de San Diego. "El Mayo" Zambada es acusado de mantener una empresa delictiva que conlleva una sentencia máxima de cadena perpetua y de múltiples cargos de asociación delictuosa.

Según autoridades estadounidenses, Ismael Zambada Imperial, que se encuentra bajo custodia de las autoridades mexicanas desde su detención en noviembre, tiene 30 años y es responsable de traficar cocaína a través de la frontera de Estados Unidos y de lavado de dinero. Se dice que Ismael Zambada Sicairos, que se encuentra prófugo, tiene 32 años y es responsable de la fabricación de metanfetaminas en México, de cruzarlas al otro lado de la frontera y de lavar dinero.

Serafín Zambada se declaró culpable de narcotráfico el año pasado en San Diego después de haber sido arrestado en un cruce fronterizo en Nogales, Arizona. Vicente Zambada también se declaró culpable de cargos de narcotráfico en Chicago en 2013.

El cártel de Sinaloa, desde hace mucho uno de los más fuertes de México, ha extendido su poderío en años recientes a Tijuana, que hace frontera con San Diego, derrotando a su viejo rival en la zona.

Las autoridades estadounidenses sostienen que el cártel de Sinaloa usó su nuevo bastión para orquestar una oleada de metanfetamina barata en Estados Unidos. Inspectores decomisaron 10.584 kilogramos (23.335 libras) de la droga en cruces fronterizos con Mexico en el año fiscal de 2014, más del doble de los 4.584 kilogramos (10.106 libras) detectados tres años antes. Más de 63% de los decomisos del año pasado realizados en los cruces fronterizos con México se registraron en California.

mrc