Autoridades federales en el sur de Texas se incautaron de 2.2 millones de dólares depositados en la cuenta de un ex funcionario mexicano que ahora es prófugo de la justicia.

Los investigadores señalaron el miércoles en una querella penal que el ex secretario de finanzas de Coahuila se involucró en una operación de lavado de dinero. Explicaron que Héctor Javier Villarreal Hernández obtuvo préstamos fraudulentos de bancos mexicanos. El dinero se reenvió a una cuenta en Brownsville, antes de pasar a otra en Bermudas.

Las autoridades se incautaron del dinero de la cuenta en Bermudas. Señalan que Villarreal fue acusado de corrupción y detenido en México en octubre, pero se le liberó bajo fianza y huyó.

ACUSAN A VILLARREAL DE LAVADO DE DINERO

Héctor Javier Villarreal Hernández, enfrenta en Estados Unidos acusaciones de haber lavado mediante transferencias unos 35 millones de dólares, obtenidos mediante préstamos fraudulentos.

La Oficina del Procurador Federal estadounidense para el Sureste de Texas informó en un comunicado que este miércoles fue interpuesta una demanda contra Villarreal Hernández ante una corte federal en Corpus Christi, Texas.

La acusación argumenta que 2.3 millones de dólares colocados en una cuenta del Banco NT Butterfield and Son Limited, en Bermuda, forma parte del dinero obtenido mediante préstamos fraudulentos.

Según la demanda, Villarreal Hernández, quien fue tesorero de Coahuila entre 2008 y 2011, y un cómplice en la Secretaría de Hacienda, participaron en un plan para solicitar cientos de millones de dólares en préstamos sobre el crédito del estado.

Según los documentos presentados ante la corte en Corpus Christi, ese dinero fue lavado en Estados Unidos mediante la compra de terrenos, incluyendo propiedades comerciales en el lado norte de San Antonio, y la apertura de cuentas bancarias.

Villarreal Hernández " supuestamente transfirió dinero robado del Estado de Coahuila a una cuenta en Brownsville y más tarde a la cuenta en las Bermudas", según el comunicado de prensa de la Oficina del Procurador Federal para el Sureste de Texas.

Según la acusación, entre julio de 2010 y marzo de 2011, Coahuila recibió tres préstamos fraudulentos por 3,000 millones de pesos, equivalentes entonces a unos 246 millones de dólares, de los cuales Villarreal Hernández y sus asociados en Estados Unidos se quedaron con cerca de 35 millones.

En abril de 2012, autoridades federales estadounidenses y del estado de Texas presentaron ante distintas cortes acusaciones de lavado de dinero en contra de Villarreal Hernández y decomisaron millones de dólares en cuentas bancarias y propiedades.

Villarreal Hernández, quien permanece fugitivo, fue arrestado bajo cargos estatales en octubre de 2011 en México y puesto en libertad bajo fianza, pero poco después ingresó a Estados Unidos con una visa.

Con información de Notimex y AP

mac