Washington.- Estados Unidos recomendó a sus ciudadanos que eviten los viajes a zonas de México especialmente afectadas por la violencia del narcotráfico, como los estados de Tamaulipas y Michoacán, al actualizar este viernes su advertencia de viajes para ese país.

"Debido a la actual violencia y a las persistentes preocupaciones por la seguridad, instamos a postergar cualquier viaje no esencial a los estados de Tamaulipas y Michoacán", noreste y oeste del país, respectivamente, indicó el documento del Departamento de Estado.

Asimismo, hay partes de Sonora, Chihuahua, Coahuila, Sinaloa, Durango, Zacatecas, San Luis Potosí y Jalisco que los estadounidenses deben evitar, señaló el departamento.

El número de estadounidenses asesinados en México pasó de 35 en 2007 a 111 en 2010, según el texto.

El 15 de febrero pasado el agente estadounidense de Aduanas Jaime Zapata murió y un colega fue herido cuando fueron emboscados y baleados en una carretera de San Luis Potosí, en el incidente más grave para las fuerzas de seguridad estadounidenses en México en los últimos 25 años.

Washington reconoce que todos los años millones de estadounidenses viajan de manera segura a México, pero advierte que dada la situación de inseguridad por el crimen organizado, la violencia puede generarse "en cualquier parte".

La zona norte fronteriza con Estados Unidos es de especial preocupación, sobre todo sus carreteras, por lo que el departamento mantuvo la prohibición, vigente desde julio de 2010, de que sus empleados y diplomáticos viajen por tierra entre Estados Unidos y cualquier punto de México o América Central.

Ciudad Juárez, considerada la localidad más violenta de México, debe ser evitada por los estadounidenses, señaló el departamento, que recordó que en 2010 tres personas ligadas al consulado de Washington fueron asesinadas.

México vive una incesante ola de violencia derivada de las actividades y la lucha contra el narcotráfico, que ha dejado casi 35.000 muertos desde 2006.

KLM