Edgar Sánchez Sandoval / El Economista

Con sólo 24 años de edad Novak Djokovic es el hombre más respetado del tenis mundial. Este domingo volvió a demostrar porque se encuentra en la cima de la

clasificación de la ATP. El serbio conquistó por tercera ocasión el Abierto de Australia, el primer Grand Slam de la temporada, al derrotar al ex número uno, Rafael Nadal.

Desde sus inicios el nativo de Belgrado ya daba señales de que sería un grande del deporte blanco. En su debut en 2005, a pesar de perder en Melbourne en la primera ronda ante Marat Safin, termina la temporada como el jugador más joven dentro los 100 primeros, con sólo 18 años y cinco meses.

Dos años después Nole comienza a ganar torneos. En 2007 Adelaida, Miami, Estoril, Montreal y Viena se colocaron en las vitrinas del serbio y llega a su primer final de un Grand Slam, en el Abierto de Estado Unidos, que pierde con Roger Federer.

Djokovic, que practica el tenis desde los cuatro años, puede jactarse por terminar con el duopolio que mantenían Roger Federer y Rafael Nadal en los torneo Grandes . En 2008 ganó el Abierto de Australia, al derrotar en la final a Jo-Wilfried Tsonga para conseguir su primer Major.

El Abierto que abre la temporada se le negó los siguientes dos años. Aunque no logró refrendar su título del de Australia en 2009, tras abandonar su duelo de cuartos de final ante Andy Roddick y en el siguiente año vuelve a caer en la misma instancia ante Tsonga, para 2011vuelve a coronarse en Melbourne en lo que sería el inicio de una temporada de ensueño para el serbio.

Después de derrotar a Andy Murray en la final y barrer en sets corridos a Roger Federer en las semis de Australia, Novak ganó los torneos de Dubái, Indian Wells, Miami, Belgrado, Madrid y Roma.

El poderío de Nole fue tal que se mantuvo invicto por 41 encuentros hasta que Federer puso fin a su racha positiva en la antesala del Abierto de Francia 2011.

Djokovic llegó a la cima el 4 de julio del año pasado tras derrotar a Jo-Wilfried Tsonga en las semifinales de Wimbledon, antes de superar a Rafa Nadal para conquistar su primera corona en el Abierto Británico y su primera en césped.

Después de salvar dos puntos para partido y vencer a Federer en las semis del Abierto estadounidense, para después derrotar a Nadal en la final se transformó en el séptimo hombre que gana tres torneos del Grand Slam en un año desde que el tenis se hizo profesional en 1968.

Este domingo continuó el poder de Nole. Consiguió su tercer título en Melbourne Park y el quinto de su carrera en torneos del Grand Slam para continuar con su dominio en el tenis masculino, luego de derrotar al español Nadal en una maratónica final de cinco horas y 53 minutos de duración. (Con información de agencias)