El número de asaltos a sucursales bancarias a nivel nacional disminuyó de 701 en 2010 a 685 el año previo, lo que representó una baja de 2.0%, destacó la Asociación de Bancos de México.

El presidente ejecutivo de la ABM, Luis Robles Miaja, dijo que la reducción se debe al aumento en inversiones por parte de la banca en seguridad, tanto logística como física.

Así como por un incremento en la detención de los asaltantes derivado de una mayor coordinación con las autoridades, lo que permitió que en 2011 se detuviera a 154 delincuentes.

Además de la disminución en el monto de lo sustraído, lo cual lo ha hecho menos rentable para los delincuentes y que va de la mano con el aumento en las posibilidades de la detención.

REPUNTE EN EDOMEX, SINALOA Y CHIHUAHUA

Sin embargo, con base en datos de la ABM algunas sucursales bancarias ubicadas estados como Sinaloa, Chihuahua y Estado de México reportaron incrementos.

En el caso de Sinaloa, los asaltos pasaron de 144 a 149 en 2011; en Chihuahua subió de 61 a 82; y en el estado de México avanzó de 61 en 2010 a 85 el año pasado.

Por el contrario, las regiones que mostraron un descenso de este delito fueron Tamaulipas, donde disminuyó de 26 a 10; Morelos que cayó de 47 a cinco; Puebla que bajo de 10 robos a seis; y Baja California que paso de 56 a 20, en el periodo señalado.

Dichos datos se dieron a conocer de cara al lanzamiento de una campaña para combatir el fraude en productos bancarios, especialmente tarjeta de débito, donde se observa el mayor problema, así como tarjetas de crédito y operaciones vía Internet.