La violencia desatada por la guerra entre el gobierno federal contra el crimen organizado dejo 70 muertos sólo este viernes.

Los estados con más muertos fueron Chihuahua y Tamaulipas, pero también se unieron entidades como Sinaloa, Michoacán, Guerrero, Durango, Jalisco, Querétaro, San Luis Potosí y el Distrito Federal.

Entre las ejecuciones que cobraron más relevancia están el de un centro de rehabilitación para adictos en Chihuahua, donde 19 personas fueron colocadas en la pared para ser fusiladas. Más tarde moriría otro en el hospital.

En Ciudad Juárez fueron ultimadas otras 15 personas en hechos aislados.

Otro hallazgo fue el de Ciudad Victoria donde 20 personas fueron halladas torturadas, con el tiro de gracia y regadas por diferentes partes de la ciudad.

En un hecho sin precedente, 20 presuntos integrantes del crimen organizado fueron ejecutados en una sola mañana en Ciudad Madero, en el sur de Tamaulipas.

En Durango y San Luis Potosí, los muertos son menores de edad que fueron alcanzados por las balas de fuegos cruzados entre grupos armados.

/doch