Monterrey.- Autoridades estatales iniciaron este lunes la entrega de los primeros 17 cadáveres de los 44 reos, fallecidos por la riña en el penal de Apodaca, informó el subsecretario de Desarrollo Político, Felipe González Alanis.

El funcionario estatal indicó que 12 de las víctimas mortales eran originarias de esta ciudad y cinco deberán ser trasladadas a Tamaulipas.

Manifestó que por instrucciones del gobierno de Nuevo León, desde el domingo se constituyó una Mesa Única de Apoyo fuera del anfiteatro del Hospital Universitario, con representantes del Registro Civil, DIF estatal, y de la Procuraduría General de Justicia del Estado, entre otras.

Señaló que por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) s e brindarán apoyos a los deudos para cubrir los gastos funerarios, mientras que por la Secretaría de Salud se apoyará con atención psicológica a los familiares de las víctimas, a través de su equipo de intervención de crisis.

Cárceles México

Da clic en la imagen para ampliarla

En tanto, el director general de gobierno, Filiberto Ceseñas, dio a conocer que se permitió el ingreso a los familiares de los reos que permanecían afuera del penal de Apodaca, a fin de que pudieran entrevistarse con ellos, tras la riña.

A su llegada al reclusorio, el funcionario dialogó con las personas que desde el domingo se mantenían fuera del penal y les explicó que se trataría de instrumentar un mecanismo que les permitiera ingresar "para que sepan de su familiar y que están bien".

Aclaró que se permitiría la entrada a quienes tenían asignada su visita para este día, y después al resto de las personas para que pudieran ingresar al centro carcelario.

Fuera del Centro de Readaptación Social se encontraban grupos de personas que pernoctaron y exigían ver a sus familiares tras la riña ocurrida el domingo.

MIF