Elementos de la Policía Federal detuvieron en Morelia, Michoacán, al presunto jefe de un grupo delictivo dedicado a los delitos de extorsión, secuestro y tráfico de drogas.

Marco Antonio Esparza Hernández o Miguel Ángel Zapata Moreno fue detenido luego de realizar labores de inteligencia que arrojaron que se ocultaba en un domicilio en la colonia Jardines del Toreo en la capital michoacana.

Agregó, en un comunicado, que una vez que se corroboró su identidad, se estableció un cordón de seguridad y sin que se efectuara disparo alguno, esta persona fue detenida cuando circulaba a bordo de un vehículo particular.

Se tienen indicios de que este sujeto operó bajo las órdenes de Arnoldo Rueda Medina, para quien presumiblemente trabajaba privando de la vida a otras personas y coordinaba a sus informantes.

Asimismo se le vincula como subordinado de Enrique Plancarte Solís, de quien, en su momento, recibía instrucciones para cometer extorsiones, homicidios de integrantes de grupos antagónicos, distribución de droga y robo de hidrocarburos en Guanajuato.

También se sabe que tras haberse debilitado el grupo delictivo del que formaba parte, el ahora detenido rompió relaciones con Servando Gómez Martínez.

Al momento de su captura, portaba dos armas largas abastecidas y un paquete con un aproximado de 500 gramos de polvo blanco con las características de la cocaína.

El detenido, las armas, la supuesta droga y el vehículo fueron puestos a disposición de la autoridad ministerial correspondiente.

abr