Omar Ismael Zambada y Sergio Rodolfo Cázares Zambada, sobrinos de Ismael Zambada García, señalado como capo del Cártel del Pacífico junto con Joaquín Guzmán Loera y Juan José Esparragoza Moreno, fueron detenidos en Tijuana, Baja California, y trasladados a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) en la ciudad de México.

Fuentes federales y castrenses manifestaron que ambos jóvenes, de 23 y 28 años, son hijos respectivamente de Jesús Reynaldo Zambada -extraditado a Estados Unidos el 3 de abril del 2012- y Águeda Zambada García, quien fuera presuntamente secuestrada por asesinos del Cártel de Tijuana de los Arellano Félix en el 2010 y liberada por tropas del Ejército.

De acuerdo con los informes de la Procuraduría General de la República (PGR), Omar Ismael y Sergio Rodolfo fueron detenidos el miércoles por fuerzas especiales del Ejército con respaldo de la policía municipal, junto con sus guardaespaldas: Christian Villalpando y Raúl Palacios.

A los cuatro detenidos se les decomisó un cargamento entre 15 y 20 kilogramos de cocaína base, con un valor comercial en el mercado negro de la droga de Estados Unidos de 200 millones de pesos, que tras realizar por lo menos 10 cortes, el incremento en su valor sería superior.

Luego de ser capturados fueron trasladados a la Zona Militar de Tijuana, donde se reforzó la vigilancia, dado su alto nivel de peligrosidad y de importancia que tenían dentro de la estructura del Cártel del Pacífico, considerado el más extendido en el territorio nacional para el trasiego de droga, empleando con ello la fuerza en la disputa de las plazas.

La PGR añadió que los cuatro detenidos serían trasladados de Tijuana al DF vía aérea y de ahí presentados ante la SIEDO, donde rendirán su declaración ministerial, para posteriormente determinar si son arraigados o consignados de inmediato ante un juzgado federal de procedimientos penales.

En las instalaciones de la SIEDO de igual forma se reforzó la vigilancia y se espera que a ésta se sumen elementos del Ejército en las próximas horas.

rtorres@eleconomista.com.mx