La Policía Federal detuvo en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) a un joven que arribó procedente de Colombia, y que tenía en su poder 10 kilogramos 840 gramos de cocaína ocultas en una jaula para mascotas.

Ramón Alberto Bálsamo Muñoz, de 19 años de edad, llegó en un vuelo procedente de Colombia, y en el área de salas de espera de la Terminal 1 fue sometido a una revisión de sus pertenencias por parte de policías federales.

El ahora detenido mostró nerviosismo y cayó en contradicciones al explicar el motivo de su viaje al país sudamericano, pero declaró que no transportaba droga, pero que traía consigo un perro en una jaula, y desconocía si en el interior de la misma había alguna sustancia ilegal.

Los elementos se trasladaron a las oficinas de la Policía Federal en la terminal aérea para llevar a cabo una inspección y verificar el contenido de la jaula transportadora, que tenía un doble fondo en cuyo interior se encontraron tres paquetes que contenían la cocaína.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal informó que Bálsamo Muñoz, sus identificaciones personales, el perro, la jaula y la droga, fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación para las investigaciones correspondientes.

RDS