Militares detuvieron a un presunto lugarteniente del cartel de Juárez, señalado como responsable del control de una parte del tráfico de drogas en el estado de Chihuahua y quien ya había estado preso tanto en Estados Unidos como México.

El presunto narcotraficante, identificado como Crispín Humberto Borunda Cárdenas, fue detenido en la ciudad de Chihuahua junto con otro hombre no identificado, informó el lunes la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La detención se realizó el viernes luego de que Borunda trató de huir de personal militar que realizaba labores de reconocimiento. En su intento de evadirse, el presunto narcotraficante chocó su vehículo contra un poste de luz y luego corrió mientras disparaba a soldados, aunque finalmente fue aprehendido.

Borunda es buscado por las autoridades de Estados Unidos

La Sedena señaló que Borunda fue sentenciado en septiembre de 1988 en Estados Unidos a 63 meses de prisión por tráfico de heroína, aunque en 1990 huyó de una prisión en Nuevo México.

El presunto capo volvió a ser detenido en enero de 2004 por portación de arma de uso exclusivo del ejército y en marzo de 2009 fue rescatado del área de urgencias de un hospital de Chihuahua.

El ejército señaló que el supuesto lugarteniente estaba como responsable del trasiego de drogas en la zona centro-oriente de Chihuahua.

Al hombre se le decomisaron tres armas largas, dos cortas y un vehículo blindado.

El cartel de Juárez es uno de los grupos del narcotráfico responsabilizado del incremento de la violencia en diversas zonas del país, incluido Chihuahua, el estado que ha padecido el mayor número de asesinatos atribuidos al crimen organizado.

La violencia del crimen organizado ha dejado más de 22.700 muertos desde diciembre del 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra el narcotráfico.

apr