Toluca.- Las autoridades estatales detuvieron a 23 policías de dos municipios de Chalco y Valle de Chalco por supuestos nexos con el crimen organizado.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado de México, informó en un comunicado que los agentes fueron detenidos el jueves, aunque evitó mencionar el grupo del crimen organizado al que pertenecerían.

Catorce de los policías pertenecen al municipio de Chalco y nueve a Valle de Chalco, en las afueras de la ciudad de México.

La SSP señaló que en la operación de detención se movilizó a 1,400 agentes estatales, sin que se registrara ningún incidente.

El gobierno federal mexicano ha dicho que la corrupción permea a fuerzas policiales locales que suelen tener sueldos bajos y ha llamado por años a realizar una limpieza en las policías.

En otros hechos, autoridades de Jalisco detuvieron a una mujer quien sospechan está detrás de varios secuestros y homicidios y presunta cabecilla de un cartel narcotraficante en una región que ha sido azotada por una disputa entre grupos rivales de narcotráfico.

La policía acusa a Rosalina Carrillo Ochoa, de 42 años, de dirigir una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación, en el estado donde también luchan Los Zetas y Los Caballeros Templarios, otros cárteles rivales. Autoridades investigarán su participación en varios secuestros y homicidios que han ocurrido en los últimos días.

Carrillo, apodada "La Estrella", estaba armada con dos pistolas y un rifle de asalto y tenía en su posesión metanfetaminas, según un comunicado de la Secretaria de Seguridad Pública de Jalisco. Viajaba en una camioneta con su presunto guardaespaldas cuando fue detenida el jueves por policías del estado occidental de Jalisco en una carretera cerca de la ciudad de Guadalajara.

"Es señalada como quien controla la distribución y venta de droga", señaló el comunicado.

Aunque en los últimos años ha subido la participación de las mujeres en actividades del narcotráfico, aún son pocos los casos en los que autoridades identifican a mujeres ejerciendo importantes rangos dentro de organizaciones delictivas.

El último caso fue de una mujer de 44 años quien fue arrestada en el estado norteño de Coahuila después de que policías reconocieron su rostro por un video de un homicidio atribuido al crimen organizado. La mujer, Sara Leonor Herrera, de 44 años, dijo pertenecer al cártel del Golfo.

klm