Los cuerpos de 15 personas presuntamente asesinadas por integrantes de Los Zetas fueron encontrados en tres fosas clandestinas en el estado de Nuevo León, informó ayer un agente de la Fiscalía estatal.

Son restos óseos pertenecientes por lo menos a 15 cadáveres que se encontraron (el martes) en tres fosas , ubicadas en el municipio de Benito Juárez, aledaño a Monterrey, comentó a la AFP un agente relacionado con la investigación de la Fiscalía de ese estado fronterizo.

Los agentes localizaron las tres fosas tras una amplia búsqueda con información proporcionada por integrantes de Los Zetas detenidos recientemente.

Ayer, grupos de peritos continuaban la búsqueda de cuerpos en la zona del hallazgo, que es resguardada por la policía y el Ejército.

De acuerdo con conteos periodísticos, desde junio del 2010 a la fecha se han localizado 113 cadáveres en fosas clandestinas en los suburbios de Benito Juárez, que tiene amplias zonas deshabitadas.

Nuevo León y otros estados del norte de México viven desde hace dos años una escalda en la violencia por la guerra sin cuartel que libran Los Zetas y sus antiguos aliados del Cártel del Golfo por el control de las actividades criminales.

Más de 50,000 personas han muerto en México en los últimos cincos años a consecuencia de los inumerables enfrentamientos entre los cárteles de la droga y de la ofensiva militar federal, incluido un número indeterminado de ciudadanos ajenos al crimen organizado.