Después de sostener un enfrentamiento armado con una caravana de hombres armados, en una brecha del municipio de Sabinas, Coahuila, donde dieron muerte a cuatro de ellos, elementos del Ejército incautaron un variado y poderoso arsenal que transportaban los gatilleros en tres vehículos.

Al concluir la confrontación, cuando intervinieron las autoridades de procuración de justicia y ministerial para levantar las evidencias y los cuerpos, los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) descubrieron 84 granadas de fusil y un lanzagranadas, que si hubieran sido utilizados por los criminales en el enfrentamiento habría arrojado otro resultado, ante el gran poder de fuego con el que contaban.

Además de las granadas, se ubicaron 20 armas -16 de ellas largas y cuatro cortas- y 1,900 cartuchos útiles, así como tres camionetas, una Suburban y dos pick-up, de procedencia extranjera de color azul marino, dorado y negro, respectivamente, que fueron puestas a disposición de la Procuraduría General de la República en Coahuila.

El Agente del Ministerio Público Federal será quien realice el peritaje e identificación del origen del armamento, debido a que es altamente sofisticado, el cual pudo haber generado un enfrentamiento más grave en la zona norte de Sabinas, cerca del Puente Negro, que se encuentra densamente poblado.

La Sedena informó que el grupo de hombres armados abrió fuego contra los militares mexicanos cuando se toparon en la brecha del municipio mencionado, lo que obligó a los soldados a responder de inmediato y protegerse de la agresión.

Aunque fueron abatidos cuatro gatilleros, se desconoce el número de hombres armados que se dio a la fuga.

[email protected]