Tuxtla Gutiérrez.- Una funcionaria se convirtió este martes en la quinta víctima mortal de un ataque a balazos cometido este lunes contra un convoy que transportaba fondos de asistencia estatal a una comunidad de indígenas en el sureste de México, informó el gobierno.

El asalto fue perpetrado por un comando que intentó robar unos 122,000 dólares que policías y funcionarios estatales llevaban a mujeres indígenas tzotziles en el municipio de Zinacantán, del estado de Chiapas (sureste), como parte de un programa de asistencia social.

La mujer que falleció este martes era "una empleada de la secretaría de Desarrollo Social (estatal) que recibió varios disparos", dijo Sergio Cortázar, coordinador en Chiapas del Programa Oportunidades de asistencia social.

Durante el ataque, ocurrido en una carretera, murieron un policía estatal, un presunto asaltante y dos funcionarios estatales. El resto de los policías lograron mantener a salvo el dinero en efectivo, que será entregado a las indígenas en los próximos días, agregó.

MIF