Un cargamento de cocaína valuado en más de un millón de dólares fue asegurado por agentes de Aduana y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) a una familia que pretendía ingresarlo a territorio estadounidense.

El vocero de la CBP, Phillip Barrera, señaló que el aseguramiento de la droga se efectuó en el cruce internacional que une esta ciudad fronteriza con Hidalgo, Texas, hasta donde llegó el conductor de una camioneta Mitsubishi Outlander, modelo 2007.

El vehículo en el que viajaban un hombre, una mujer y un menor de edad fue enviado a revisión con equipo de alta tecnología y unidades caninas adiestradas en la detección de narcóticos.

En la camioneta se encontraron 14 paquetes que arrojaron un peso de 17.26 kilos de cocaína, valuada en un millón 300,000 dólares en el mercado estadounidense.

El funcionario dijo que el conductor y su acompañante, ambos de origen mexicano y con residencia legal en Carolina del Norte, fueron detenidos y puestos a disposición de Departamento de Seguridad Nacional, al igual que la droga y el vehículo.

El vocero de Aduanas y Protección Fronteriza puntualizó que el menor de edad permanecerá en custodia hasta que familiares directos acudan a recogerlo y se hagan responsables de él.

mac