Washington.- México recuperó y remitió más de 99,000 armas en escenas de crimen entre 2007 y 2011, de las cuales casi el 70% tenían a Estados Unidos como país de origen, informó hoy la estadunidense Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos (ATF).

El reporte precisó que de ese total, más de 68,000 armas de fuego que se recuperaron en México y fueron remitidas a esa agencia estadunidense para su rastreo, se fabricaron o fueron legalmente importadas en los Estados Unidos.

Desde 2007, la información de rastreo muestra una tendencia de cambio de uso de pistolas y revólveres a rifles, en las armas usadas en crímenes recuperadas en México y entregadas a la ATF para su rastreo , señaló la dependencia en comunicado.

La ATF detalló que, de acuerdo con autoridades mexicanas, los rifles de asalto AK-47 y AR-15 son usadas más frecuentemente en la comisión de crímenes violentos por cárteles de las drogas.

Indicó que el gobierno de México proporcionó a la ATF archivos electrónicos con los datos de identificación de las armas confiscadas e información de su recuperación a partir de septiembre de 2009.

Los archivos contenían información sobre más de 43,000 rastreos de armas, excluyendo duplicados, la mayoría recuperadas en los años calendario de 2007 al 2009, apuntó la dependencia.

La ATF puntualizó que en el año calendario 2007 se rastrearon 17,372 armas de fuego, de las que el 68.3% fueron manufacturadas o importadas en Estados Unidos y el resto en otros países no especificados.

En 2008 se investigó el origen de 32,111 armas, de las que el 65.5% se determinó fueron vendidas por un fabricante o importador estadunidense y el 34.5 por ciento por un país no determinado.

La cifra del año calendario 2009 fue de 21,555 armas y el 66.7% fue rastreado en Estados Unidos.

En tanto, en 2010 fueron recuperadas y rastreadas 8,338 armas de fuego, estableciéndose que el 76.8% fueron primero vendidas por un fabricante o importador estadunidense.

La cifra aumentó a 20 mil 335 armas en 2011 de las cuales, el 71.3 por ciento fueron rastreadas como estadunidenses.

klm