Acosado y huyendo de sus antiguos socios, disminuido en los últimos cinco días al haber sido ejecutados 37 de sus principales escoltas en territorio michoacano, José de Jesús El Chango Méndez, capo de lo que queda del cártel de La Familia Michoacana, fue capturado ayer en el municipio de Cosío, Aguascalientes, por elementos de la Policía Federal.

Distintas versiones de fuentes federales, que habían anunciado a partir de las tres de la tarde su caída, tomaron forma hasta que la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF) aceptó el hecho y agregó que sería trasladado a la ciudad de México el hombre por el que la Procuraduría General de la República ofrecía 30 millones de pesos de recompensa. Una fuente de la Procuraduría comentó que El Chango se encontraba sometido a un acoso desde el pasado fin de semana, cuando fueron perseguidos y asesinados algunos de sus más cercanos colaboradores por las tropas de sus ahora rivales y exsocios, Servando Gómez Martínez La Tuta y Enrique Kike Plancarte, jefes del cártel de Los Caballeros Templarios.

Ayer, el capo fue detenido sin realizar un solo disparo. El ahora capturado inició su labor como sicario del Cártel del Golfo en el 2000, cuando éste era dirigido por el extraditado a Estados Unidos, Osiel Cárdenas Guillén, El Mata Amigos; posteriormente se unió a Nazario Moreno González El Chayo, un evangelista que creó primero La Familia y luego La Familia Michoacana para romper con el Cártel del Golfo y su entonces brazo armado, Los Zetas. Bajo el liderazgo de El Chayo, se agregó a la organización a La Tuta y Kike Plancarte, quienes enfrentaron en territorio michoacano al Cártel del Golfo ya Los Zetas, grupos que de igual forma entraron en conflicto y rompieron alianzas, lo que atomizó la guerra en los estados de Michoacán, Hidalgo, Estado de México, Nuevo León, Coahuila y Guerrero, entre otros. Tras la muerte de El Chayo -anunciada por el gobierno federal, pero sin ninguna prueba fehaciente presentada aún- a manos de la Policía Federal tras un enfrentamiento en Apatzingán, Michoacán, ocurrido el 8 de diciembre del 2010, las diferencias entre El Chango, La Tuta y Kike se profundizaron y, a partir de este año, se anunció la irrupción de Los Caballeros Templarios.

La guerra entre La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios se incrementó a partir de la semana pasada para pelear por el control de extorsiones, secuestros, tráfico de marihuana, cristal, ice y drogas sintéticas. Los choques dejaron un saldo de 37 ejecutados en los últimos cinco días del mes de junio. Los asesinados pertenecían a La Familia Michoacana. Esto, sumado a las capturas tanto de las secretarías de la Defensa Nacional y Marina Armada de México, más la Policía Federal, de unos 20 integrantes de esa organización este mes trajo como consecuencia que El Chango Méndez se quedara sin estructura de seguridad . Esto originó su huida de territorio michoacano para buscar refugio en Aguascalientes, donde se presume fue delatado por una denuncia anónima para ser capturado por elementos de la Policía Federal. Se espera que en las próximas horas la SSPF dé a conocer mayores detalles.

CONFIRMAN CAPTURA DEL CAPO

Se ha dado el golpe más contundente a la organización delincuencial de La Familia Michoacana. El gobierno federal detuvo a su líder de más alto rango, Jesús Méndez Vargas, alias El Chango , afirmó el vocero de seguridad, Alejandro Poiré. En un mensaje a medios, Poiré Romero comentó que el capo fue capturado en un operativo que se llevó a cabo en Aguascalientes, el cual estuvo a cargo de elementos de la Policía Federal. Desde la residencia oficial de Los Pinos, comentó que hasta ayer por la tarde no se habían registrado decesos ni enfrentamientos a causa del operativo. Con esta captura se destruye lo que restaba de la estructura de mando de dicha organización criminal.

El golpe dado al grupo delictivo La Familia pone a disposición de la justicia a la cabeza principal que quedaba de la estructura delincuencial , sentenció.

Comentó que Jesús Méndez es responsable de homicidios, secuestros, extorsiones, corrupción y ataques arteros contra la autoridad y la población. Baste recordar los lamentables hechos de violencia sucedidos la noche del 15 de septiembre del 2008 en la plaza Melchor Ocampo de Morelia , precisó.

La detención de Méndez se suma a la muerte de Nazario Moreno, El Chayo, líder ideológico del grupo criminal. Con esta captura ya se han neutralizado a 21 de los 37 criminales más peligrosos del país.

El presidente Calderón hace un reconocimiento a la Secretaría de Seguridad Pública y a la Policía Federal por esta nueva muestra de capacidad al servicio de la población , recalcó Poiré. Arguyó que el gobierno federal seguirá con el combate frontal a los criminales.

[email protected]