El secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Carlos Hugo Castellanos, dijo que aún no ha sido entregado el cadáver de Nazario Moreno, El Chayo, debido a que las pruebas comparativas de ADN se están haciendo con los familiares que se han acercado a reclamar el cuerpo.

El titular de la Seguridad Pública estatal explicó que las autoridades especializadas en química forense continúan practicando pruebas de ADN al cuerpo del líder de Los Caballeros Templarios.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) está en colaboración con la Procuraduría General de la República (PGR) y se están realizando las pruebas de ADN con algunos familiares que se acercaron y por lo tanto todavía no se ha entregado el cuerpo de Nazario (Moreno) .

Por ello, el cuerpo continúa en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de Apatzingán, municipio del cual era originario. En un principio el cadáver fue trasladado a las instalaciones de la 43 Zona Militar y luego al edificio del Semefo de Apatzingán, instalación que se encuentra fuertemente custodiada por elementos del ejército mexicano.

El lunes se presentó una de las hermanas del ex líder de la organización criminal para reclamar el cuerpo del fallecido, tras un enfrentamiento entre fuerzas federales y presuntos criminales.

El domingo pasado las autoridades federales informaron que Nazario Moreno, líder de La Familia Michoacana y posteriormente de la organización criminal Los Caballeros Templarios, fue abatido durante un enfrentamiento por elementos de la Marina Armada en el municipio de Tumbiscatío.

En diciembre del 2010 el entonces vocero de la Presidencia durante la gestión de Felipe Calderón, Alejandro Poiré, había anunciado la muerte del capo michoacano, tras varios días de enfrentamientos en el municipio de Apatzingán. Sin embargo, nunca presentó pruebas contundentes de la muerte del líder religioso de Los Templarios.