Un conflicto ocurrido días previos al 27 de marzo del 2011 fue el presunto móvil de la ejecución de siete personas en Morelos, entre ellos Juan Francisco Sicilia, hijo del poeta Javier Sicilia, aseguró ayer Luis Cárdenas Palomino, coordinador Regional de la Policía Federal, al presentar a Jesús Cárdenas Pérez El Manos y César Arturo Galindo Pérez El Guasón.

En conferencia en el Centro de Mando de la Policía Federal, Cárdenas Palomino declaró que de acuerdo con labores de inteligencia lograron ubicar a El Manos y El Guasón en una casa de seguridad en un fraccionamiento del municipio de Jiutepec, Morelos.

A decir de Cárdenas Palomino, ambos confesaron haber participado en los hechos del 27 de marzo pasado ocurrido, presuntamente, en el bar Obsesión, donde Juan Francisco Sicilia y otras seis personas fueron privadas de su libertad y trasladadas a la casa de seguridad.

Lo anterior se convirtió en una versión más. Al principio de la investigación, la Procuraduría General de Justicia del estado de Morelos (PGJEM), dijeron que los hechos iniciaron en el bar La Rana Cruda y después en una tienda de conveniencia de donde fueron levantados, según un video que posee esa institución; en los hechos también se vio involucrado el bar Crudelia.

Incluso el procurador Pedro Luis Benítez Vélez reveló a los diputados que se contaba con ese video y se presumía que los ejecutores eran exservidores públicos que rivalizaban con Álvaro Jaimes El Comandante, exmilitar y tío de los hermanos Julio César y Antonio Romero Jaimes, asesinados en ese hecho.

Cárdenas, sostuvo que El Manos es un exconvicto que estuvo condenado a nueve años por secuestro en la entidad, pena que cumplió a finales del 2010; mientras que El Guasón era responsable de cuidar la casa de seguridad.

A partir del jueves

Anuncian marcha por la paz y la justicia

El poeta Sicilia y varios grupos civiles convocaron una nueva marcha por la paz y la justicia que partirá el jueves de Cuernavaca y llegará el domingo al Zócalo de ciudad de México.

El propósito es pedir a los criminales cesar la violencia y al presidente Calderón modificar su estrategia de atacar el narcotráfico.

Esa estrategia ha dejado más de 37,000 muertos. El último conteo oficial sumaba 34,600 hasta diciembre y según balances coincidentes de la prensa, se han registrado 3,000 asesinatos más este año. La marcha es apoyada por varias organizaciones entre ellas la del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

[email protected]