La secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa Cantellano, señaló que el costo de la lucha contra el crimen organizado ha sido y seguirá siendo alto y cada vida que se pierde es motivo de indignación, enojo, rechazo y tristeza, pero la convicción del gobierno es que no puede haber marcha atrás.

La canciller aseguró que los esfuerzos del Gobierno de Felipe Calderón para erradicar el narcotráfico en México han tenido costos que causan indignación, pero aseguró no se pueden echar para atrás en esta cruzada de más de tres años contra el crimen organizado pues es en beneficio de la sociedad en especial de los más jóvenes, informó Radio 13 Noticias.

En conferencia de prensa donde se dio a conocer el Informe Mundial sobre Drogas 2010, la funcionaria destacó que en América del Norte que es el mayo mercado de droga en el mundo, ha disminuido su consumo mientras que en Europa va a la alza.

En este sentido, señaló que la amenaza del narco es trasnacional y por ello la estrategia de combate frontal a este problema debe tener una respuesta integral.

Por su parte, Antonio Mazzitelli, representante de la oficina de la ONU contra la droga y el delito en México, refirió que este informe revela avances y retrocesos pues si bien ha disminuido el consumo de drogas como la cocaína el consumo de otros narcóticos.

Por ello, sostuvo que el narcotráfico en el mundo tiene que ser visto desde la perspectiva que le esta dando México, como un problema de seguridad nacional y combatirlo en ese sentido.

En este informe se destacó que en el mundo existen 36 millones de consumidores de drogas considerados problemáticos, de ellos entre el 12 y 30 por ciento tienen acceso a programas de rehabilitación.

En cuanto a la producción la mariguana sigue siendo la droga más consumida seguida por las anfetaminas y la cocaína.

México y Colombia continúan siendo los mayores productores en América Latina aun cuando se fortalece el consumo en Europa por distribuidores como Afganistán y Birmania.

/doch