El ciclista español, quien en 2007 hizo historia al convertirse en el hispano más joven en ganar el Tour de Francia enfrenta una de sus mayores batallas: la suspensión por dos años por dopaje, fallo que apelarán en los días siguientes.

Nacido en Madrid, Alberto Contador practica el ciclismo desde los 14 años y dos años después comenzó a presentarse en las competencias. Su amor y dedicación por el deporte fue tal, que decidió dejar sus estudios de bachillerato.

Fue hasta 2003 cuando debutó en el circuito profesional con el equipo ONCE-Eroski, con buenos resultados. Una enfermedad grave, cavernoma cerebral congénito, lo mantuvo un año fuera de las competencias.

En 2007, durante su participación en el Tour de Francia de ese año se vio envuelto en un escándalo por dopaje, a raíz de una publicación del periódico Le Monde, debido a que su nombre aparecía en la Operación Puerto (2006), pero sólo en calidad de testigo.

En julio de ese año se proclamó vencedor del Tour de Francia, convirtiéndose en el décimo español en ganar la competencia. También ganó en 2008 el Giro de Italia y participó ese año en los Juego Olímpicos de Pekín.

En 2009 regresó a competir en el Tour de Francia, llevándose otra vez la competencia y gracias a ésta ganó también el UCI World Ranking.

En 2010 continuó cosechando triunfos, incluido el Tour de Francia, pero en septiembre de ese año estalló un nuevo escándalo al descubrirse la presencia de clembuterol en una muestra de su orina, obtenida durante la segunda jornada del Tour. La UCI suspendió de manera provisional a Contador, quien aseguró que el positivo se debió a una intoxicación alimentaria por ingerir carne de ganado engordado de manera ilegal.

A pesar de la suspensión, el ciclista español participó en el Tour de Francia de 2011, quedando en el quinto puesto, debido a que sufrió varias caídas y perdió minutos ante sus rivales.

Finalmente y tras varias prórrogas, el Tribunal de Arbitraje Deportivo le impuso una sanción de dos años y lo despojó del título del Tour de Francia, obtenido en 2010. Si bien el TAS reconoció que el clembuterol pudo deberse a la ingesta de un suplemento alimenticio contaminado, que por una transfusión sanguínea o por ingestión de carne contaminada, no hay evidencia de que el deportista no actuara con culpa o con negligencia.

CONTINUARÁ PEDALEANDO

Tras conocerse el fallo del TAS, Alberto Contador dijo que podría apelar la suspensión y afirmó que no se retirará del ciclismo, a pesar del fallo del máximo tribunal deportivo que lo despojó del título del Tour de Francia de 2010.

El ciclista indicó que está "totalmente en desacuerdo" con el fallo y reiteró su inocencia.

Intento entenderlo pero no puedo. No puedo entender la sanción que me han puesto", expresó Contador en una rueda de prensa, en la que fue recibido con aplausos. "Todos estos meses he hecho todo lo que puede para mostrar mi inocencia".

apr/ Con información de Agencias