La Procuraduría General de la República (PGR) consignó al penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, a Napoleón Rodríguez de la Garza y a Eduardo Rodríguez Berlanga, señalados por las autoridades como supuestos prestanombres del exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba.

Hasta el momento no se ha solicitado orden de aprehensión alguna en contra del exgobernador priísta, aunque la autoridad se encuentra en espera de recabar más pruebas para citarlo a declarar sobre el delito de lavado de dinero en el que presuntamente podría estar implicado.

En la dependencia se reconoció que Sonia de Pau García (exesposa del empresario tamaulipeco Fernando Alejandro Cano Martínez y presunto prestanombres de Tomás Yarrington) se acogió al programa de testigos colaboradores.

La función de De Pau García, indicaron las autoridades, es apoyar con información relacionada con la red de presunto lavado de dinero de los exgobernadores Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores porque, indican, conocía las operaciones ilegales de su exesposo, pues en la demanda de divorcio -en la cual exigió 50% de los bienes- se aseguró que el empresario tamaulipeco era propietario de 34 inmuebles en México y Estados Unidos, además de ranchos cinegéticos para la caza controlada, medios de comunicación y otras empresas.

Cabe mencionar que en el primer semestre del año, fiscales federales de Estados Unidos dijeron que el exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, aceptó sobornos de la delincuencia organizada.

Incluso, en nuestro país hubo señalamientos en el sentido de que el priísta llegó a la gubernatura con el dinero del narcotráfico.

[email protected]