Los 14 agentes federales que protagonizaron el presunto ataque de Tres Marías contra dos supuestos funcionarios de la embajada de Estados Unidos y un capitán de la Secretaria de Marina fueron consignados ayer y enviados ayer a un penal federal.

Fuentes federales del Ministerio Público, Poder Judicial de la Federación y el abogado Enrique Rusty Mondrágon confirmaron que fueron consignados pero no explicaron los delitos; si era por portación de arma, agresión, delincuencia organizada o narcotráfico.

Marisela Morales Ibáñez, titular de la Procuraduría General de la República, había dicho ayer que los presuntos responsables serían consignados el próximo fin de semana, sin embargo, los tiempos la alcanzaron y 14 de 15 involucrados fueron puestos a disposición del Poder Judicial de la Federación.

Otra fuente penitenciaria comentó a El Economista que los ahora expolicías federales fueron llevados como reos a un penal de Cuernavaca, Morelos, acusados de delitos de delincuencia organizada, lo que no fue confirmado por la PGR hasta el cierre de esta edición.

Enrique Rusty, abogado de algunos de los detenidos, fue quien dio a conocer las acciones del Agente del Ministerio Público Federal, que la procuradora había adelantado por la mañana que ocurriría hasta el fin de semana.

Marisela Morales sostuvo, en los últimos días, que las acciones contra los policías federales han tenido toda la atención y que se estaban integrando las indagatorias correspondientes junto con las pruebas enviadas por el gobierno de Estados Unidos, de los dos diplomáticos’’ que fueron agredidos en la carretera federal a Cuernavaca.

Los supuestos funcionarios estadounidenses, que salieron del país inmediatamente después de lo sucedido, nunca dieron explicaciones de la declaración que dieron ante el Agente del Ministerio Público de la Federación, a pesar de la sugerencia de la procuradora no violentar el sigilo’’.

Ahora corresponde al Poder Judicial de la Federación, si las fuentes consultadas realizan las acciones que previeron desde ayer, la defensa de los inculpados, la sujeción a proceso de los malos servidores públicos y la admisión de los jueces federales.

[email protected]