El Agente del Ministerio Público Federal consigno a 73 personas por el hallazgo de múltiples fosas clandestinas en San Fernando, Tamaulipas, informó la Procuraduría General de la República.

En un comunicado la dependencia señaló que los indiciados son presuntos responsables de los ilícitos de delincuencia organizada y en algunos casos de secuestro, contra la salud y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Hasta el momento han sido internados ocho de los inculpados quienes responden a los nombres de Edgar René Méndez Acosta, apodado 'el Barbas', Javier Méndez San Juan, 'el Tripa', Juan Carlos Tovar Gallegos y Juan Carlos García Cabrera 'el Noño'.

Además Miryam Dinora Pérez Alvarado, 'la Marrana', César Edgardo Báez Saldivar y/o Edgar Báez Saldivar, Gumaro Rivera Flores, 'el Guero' y Eliseo Eduardo Rivera Flores.

Los primeros cinco fueron puestos a disposición del Fiscal Federal el pasado 7 de abril por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en tanto que los tres últimos fueron presentados ante el agente del Ministerio Público Federal el pasado 4 de marzo, derivado de la investigación para esclarecer un secuestro perpetrado en febrero de 2011 en Matamoros, Tamaulipas.

En cumplimiento con la orden de aprehensión girada por un Juez de Distrito, los varones quedaron internos en el Centro Federal de Readaptación Social número 5 Oriente, en Villa Aldama, Veracruz, mientras que la mujer fue trasladada al Penal Federal número 4 ubicado en Nayarit.

La PGR señaló que por los hechos ocurridos en San Fernando, Tamaulipas, aún quedan pendientes por cumplimentar órdenes de aprehensión contra 65 inculpados, quienes continúan arraigados.

La dependencia preciso que hoy se realizó la entrega de tres cuerpos más de víctimas procedentes de Guanajuato, Querétaro y Guatemala que se encontraban el grupo de las 120 víctimas que fueron trasladadas de San Fernando al Distrito Federal.

Con estos suman 12 los cuerpos que han sido entregados a sus familiares en la Ciudad de México y que fueron identificados a través de múltiples estudios periciales como son perfiles genéticos, protocolos de necropsia así como dictámenes de odontología, antropología y criminalística de campo, entre otros.

apr