Un grupo de congresistas estadounidenses pidió este miércoles en una carta al presidente Barack Obama enviar efectivos de la Guardia Nacional a la frontera sur, ante el incremento de la violencia en México.

"Le urgimos desplegar a la Guardia Nacional en la frontera Estados Unidos-México, tal y como ha sido solicitado por un número de gobernadores y congresistas de estados fronterizos", señaló la carta, firmada por el le permitir defenderse cuando se les dispare o ataque", está también suscrita por cinco congresistas republicanos y uno demócrata.

Varios gobernadores de estados fronterizos y prominentes legisladores, como el senador John McCain, han solicitado al gobierno de Obama el despliegue de tropas en la frontera, por la creciente violencia de los carteles de la droga mexicanos, que operan sobre todo en la zona fronteriza.

Ante el pedido, Obama dijo el año pasado que prefería esperar los resultados de un plan que puso en marcha para reforzar la frontera con agentes federales adicionales.

En una audiencia en el Senado el martes, la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, afirmó que "los números en la frontera nunca han estado mejor", al calificar de éxito el plan que entró en vigencia en marzo de 2009.

Pero la carta a Obama de este miércoles, a la que según la oficina de Culberson se deberían adherir otros legisladores firmantes, afirma que "la violencia en la vecindad de la frontera continúa incrementándose a una creciente y alarmante tasa".

La misiva recordó los recientes asesinatos de tres personas ligadas al consulado estadounidense en la mexicana Ciudad Juárez y del dueño de una hacienda en el estado fronterizo de Arizona.

Los legisladores también pidieron mayores insumos para la patrulla fronteriza ante el "creciente peligro contra su seguridad".

/doch