Una brutal riña entre presos y custodios en el penal Apodaca de Nuevo León dejó un saldo de al menos 44 prisioneros muertos, afirmaron autoridades este domingo tras controlar la situación.

Como parte del enfrentamiento iniciado en la madrugada en la cárcel situada en las afueras de Monterrey se registró un pequeño incendio, luego de que los reos quemaran parte de sus pertenencias.

El saldo de muertos al interior del penal de Apodaca es de 44 muertos, sin que se reporten heridos, luego de la riña entre bandos contrarios de la delincuencia organizada, informó el vocero de Seguridad de Nuevo León, Jorge Domene.

La gran mayoría, por no decir que todas las víctimas en esta ocasión era gente alojada en el dormitorio Delta, que es como se le conoce a este edificio y fue provocado por los internos que estaban en el edificio C , indicó Domene.

"Desconocemos exactamente las causas, sabemos que sí hubo una confrontación fuerte; hasta estos momentos sigue el recuento de los daños tanto materiales como de vidas humanas", dijo el portavoz de seguridad.

Tras una reunión del gabinete de Seguridad en la Secretaría de Gobierno, aseguró que las muertes fueron a consecuencia de ataques con armas punzocortantes, piedras y barrotes, por lo que descartó el uso de armas de fuego e incluso la calcinación, tras los disturbios en la penitenciaría.

Sobre los grupos rivales en pugna comentó: Sabemos que al interior existen Zetas y existen Golfos, esperamos descifrar a quien corresponde este ataque una vez identificados los cuerpos .

Indicó que entre las víctimas no se les reportará a personal penitenciario, aunque la plantilla laboral de turno quedó sujeta a investigación para fincar o deslindar responsabilidades penales en torno a estos actos violentos.

Es lo que se está investigando, no descartamos que haya alguna complicidad, ya sea por amenaza, por omisión o por acción de alguno de los custodios al interior del penal y esto es algo que en las próximas horas tendremos en claro y les daremos a conocer , manifestó.

La vigilancia al interior y exterior del penal de Apodaca se mantiene a cargo de elementos de Seguridad Pública del Estado y Policía Federal.