Richard Parsons cerrará un capítulo en la historia de Citigroup tras el tsunami inmobiliario que en 2009 obligó al banco estadounidense a aceptar ayudar federal por 450,000 millones de dólares.

Citigroup anunció el pasado 2 de marzo que Parsons no buscará la reelección en el Consejo de Administración, del que es miembro desde 1996 y que preside desde 2009, cuando sustituyó en el cargo a Win Bischoff.

En la reunión anual de accionistas de abril próximo se espera que el Consejo elija a Michael E. Oneill, ex presidente ejecutivo de Bank of Hawaii, y quien goza de respeto en los círculos bancarios.

El diario financiero Wall Street Journal considera que la salida de Parsons, ex presidente ejecutivo de Tim Warner, dará a Citi la oportunidad de dejar atrás el difícil periodo del colapso financiero.

EL PRECIO DEL RESCATE

El WSJ recordó que durante el 2011, las acciones de Citi perdieron hasta 94% de su valor, tras haber logrado máximos a finales del 2006, debido a la emisión de miles de acciones para pagar el rescate del gobierno federal.

"Parsons intervino cuando había un vacío de liderazgo", dijo al WSJ Sheila Bair, ex presidenta de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés). "Aunque todavía hay un mucho trabajo por hacer en Citigroup, Parsons deja la compañía en una posición más fuerte", añadió.

En 2011, las utilidades del banco estadounidense sumaron 11,300 millones de dólares, lo que representó un incremento de 6%, respeto a los resultados de 2010, aunque sus utilidades del cuarto trimestre cayeron 11% a 1,165 millones, respecto al trimestre previo.

Es evidente que el entorno macroeconómico ha tenido un impacto en los mercados de capital y continuaremos ajustando nuestros negocios para igualar el entorno. Con los activos de Citi Holdings a 12% después de la transmisión de las tarjetas de socios al menudeo de Citicorp, estamos mayormente concentrados en conducir nuestros ingresos a través de nuestra franquicia principal y empezar a devolver capital a nuestros accionistas este año , dijo Vikram Pandit, director general de Citigroup.

Parsons presumen que uno de sus grandes logros fue el nombramiento de Pandit, quien ahora podría trabajar en mancuerna con Oneill.

Parsons, indicó, el periódico financiero en su versión digital, trabajó tras bambalinas para fortalecer a Pandit.

apr/ C on información de Wall Street Journal y Citigroup