Monterrey.- Al declarar ante la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) en relación a los hechos donde murieron 44 reos y se fugaron otros 30 del penal de Apodaca, Nuevo León, nueve celadores penitenciarios confesaron haber colaborado activamente en estos ilícitos.

En conferencia de prensa, el vocero de Seguridad Estatal, Jorge Domene Zambrano, dijo que ello confirma la teoría que por la mañana expuso el gobernador Rodrigo Medina, referente a que hubo corrupción y traición de funcionarios al facilitar a los maleantes sus propósitos.

Han declarado nueve de 18 custodios detenidos, que han manifestado participar activamente en la evasión y facilitar el traspaso de ambulatorios del C al D , detalló el funcionario estatal.

Incluso, abundó, tres de ellos colaboraron en facilitar el traspaso de un edificio a otro, por lo que los agresores victimaron a los 40 reos cuando éstos estaban desprevenidos por las horas de la madrugada en que se perpetró .

Al detallar cómo habrían acontecido los hechos, refirió que entre la 1:10 y las 2:00 horas del domingo, se dio la fuga de los 30 delincuentes y posterior a esto, sobrevino la riña dentro de los sucesos que tuvieron una coordinación premeditada.

Esta corrupción del personal penitenciario hizo que el auxilio de fuerzas estatales y federales fuera tardío y se presentaran horas más tarde, cuando ya habían acontecido las muertes y fugas conocidas.

Subrayó que en dicha evasión no fue por la puerta principal sino por la torre seis, así como tampoco la riña, situación que impidió observar los sucesos a través de video al tiempo que se registraban.

Domene Zambrano indicó que la indagatoria continúa y restan de declarar otros nueve celadores al igual que los cuatro mandos penitenciarios que fueron separados de sus cargos y están en calidad de retenidos en la AEI.

En otra vertiente, Domene Zambrano indicó que hasta esta tarde han sido reclamados y entregados 27 de los 44 cuerpos que desde la víspera fueron trasladados al servicio Médico Forense y donde se ha atendido a 113 familiares y entregado 27 apoyos funerarios.

Reitero que siguen sin identificar dos de los 44 cadáveres, aunque esperan que para mañana culmine dicho proceso.

En el caso de las familias que se apostaron a las afueras del penal de Apodaca, desde ayer se les dio acceso de manera controlada para que constataran el estado de salud de sus allegados y hasta el momento se les ha permitido la entrada a mil 265 personas.

El funcionario estatal señaló que la mesa de atención a familiares de víctimas se mantendrá a fin de darles apoyo en cuestiones funerarias, de registro civil e incluso psicológico.

Por último indicó que para este martes se normalizaron las visitas al reclusorio, en tanto que desde hoy se reforzó la vigilancia en el perímetro en los tres penales de la entidad; Apodaca, Cadereyta Jiménez y Topo Chico.

klm