El presidente Felipe Calderón convocó a los gobernadores de todo el país a hacer a un lado cualquier diferencia y, dentro de la lucha por la seguridad, enfocarse a objetivos muy claros y concretos para los próximos meses, que permitan reducir los delitos que más afectan cotidianamente a la gente.

Al iniciar los trabajos de la XXX Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP), el mandatario pidió determinar en cuánto se quiere disminuir el robo de autos, el robo con violencia y la extorsión, en particular la telefónica.

Ante los gobernadores de todo el país y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, así como representantes de los poderes Legislativo y Judicial, y de organizaciones sociales, entre otros, pidió sobre todo decidir qué se va a hacer para reducir el secuestro, que sigue siendo uno de los delitos que más agravia y preocupa a la sociedad.

Sostuvo que es indispensable hacer un alto en el camino para preguntarnos si estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para combatir los delitos más comunes, los que más agravian a la ciudadanía, los más frecuentes , como el del ama de casa a quien le arrebatan el monedero, del estudiante al que le quitan el celular o del obrero al que le roban su quincena en el microbús.

Convocó a actuar en ello con honestidad y con firmeza; hagamos las cosas con verdadera voluntad de que sucedan, porque eso es lo que México exige de nosotros. Pongamos un alto a los criminales que quieren vernos divididos y ver nuestros esfuerzos fragmentados .

En el Campo Militar Marte, el mandatario hizo ver que del éxito en el abatimiento y reducción de estos delitos dependerá devolver a los mexicanos la tranquilidad que les debemos, la justicia que reclaman .

Actuemos, pues, unidos como un solo México frente a esta criminalidad, independientemente de la discusión formal de a quién compete investigar y perseguir tales delitos , emplazó.

El presidente Calderón reconoció el esfuerzo y la iniciativa de varios gobiernos estatales, a iniciativa del gobierno capitalino, para enfrentar diversos delitos a través del operativo Conago 1, que ha alcanzado resultados importantes y tenemos que ir más allá .

En su discurso, el presidente Calderón apeló al sentido humano que hay en cada integrante del CNSP, porque como seres humanos, servidores públicos y responsables de las instituciones del país a todos debe indignar la muerte y el sufrimiento de miles de mexicanos.

Dijo que a todos debe indignar que se sigan cometiendo secuestros, por lo que tienen la obligación legal, ética y humana de responder al llamado de las víctimas y trabajar sin egoísmos y sin cálculos políticos en la parte que a cada uno corresponde.

Recordó el diálogo sostenido la semana pasada con víctimas de la violencia, encabezados por el poeta Javier Sicilia, que fue intenso y aleccionador, en el que se hicieron dos llamados, por una parte a identificar a las víctimas de la ola de violencia desatada por los criminales y preservar su memoria.

Por otro lado, destacó, se llamó a romper el círculo vicioso de impunidad que propicia más violencia, pues mientras más impunidad más crimen; y mientras más crimen más impunidad .

Dejó en claro que es imprescindible romper el círculo vicioso de la impunidad, porque a más impunidad mayores son los estímulos y los incentivos para que la criminalidad crezca .

Tenemos que romper ese círculo vicioso, vencer la impunidad y como consecuencia la criminalidad , puntualizó el presidente Felipe Calderón.

RDS