El secretario del Trabajo, Javier Lozano, sostuvo que la convocatoria del presidente Felipe Calderón a las fuerzas políticas y sociales a un diálogo constructivo para responder a la amenaza del crimen organizado no es oportunista ni unilateral.

En rueda de prensa con corresponsales de medios de comunicación extranjeros acreditados en México, indicó que el gobierno federal no pretende lucrar con ese problema, sino que hechos como el reciente asesinato del candidato Rodolfo Torre Cantú obligan a acelerar los acuerdos.

El llamado de buena fe del presidente Felipe Calderón es oportuno, pertinente y necesario y sí, se tienen que dejar a un lado las legítimas y naturales diferencias ideológicas y políticas, así como las coyunturas electorales', aseveró.

Hizo énfasis en que si se está pensando en que para sacar adelante acuerdos de ese tipo o las reformas estructurales se debe esperar a que no haya elecciones en puerta, pues será muy difícil porque en México hay elecciones de manera constante.

'No hay una oportunidad perfecta para la negociación y los acuerdos, pero lo que sí es real es que en los ámbitos político, económico, social y de seguridad los hechos nos obligan a acelerar el paso, a apresurarnos a negociar, dialogar y acordar', remarcó.

Más adelante el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social calificó como encomiable la respuesta inmediata de los empresarios al llamado del Ejecutivo federal pues, dijo, ese sector sí aprecia la lucha contra el crimen organizado y le reiteró su apoyo total al presidente Felipe Calderón.

'Los empresarios saben que la seguridad pública es una condición indispensable para las inversiones; no tengo conocimiento de que estén pensando en restringir sus aportaciones en ese sentido y por ello es necesario atender el llamado del presidente para que no se ahuyenten las inversiones u ocurran sucesos como el de Tamaulipas', externó.

En contraparte Lozano Alarcón lamentó ante los periodistas extranjeros la actitud de otros actores políticos y sociales que critican el modelo de combate a la inseguridad, pero no dicen cómo modificarlo o adecuarlo.

Aseveró que ' no se vale que sólo le digan al presidente que está mal su estrategia y dijo que se tienen que hacer propuestas y al respecto el presidente Felipe Calderón está abierto al diálogo.

'Si solamente se oye que haberlos enfrentado -a los criminales- está agitando mucho las aguas, mejor retírense o repliéguense, para nosotros no es opción, no será en este gobierno que nos hagamos para atrás', puntualizó.

Sobre los comicios del próximo domingo en 14 estados de la República el responsable de la política laboral del país subrayó la importancia de que la jornada transcurra en tranquilidad y en paz.

Comentó que ya se suscribieron los protocolos de seguridad entre el gobierno federal y los estatales para garantizar una jornada tranquila y ello posibilitará que sufrague la inmensa mayoría de los electores.

/doch