La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) capturó a Nicolás Balcázar, a quien señala como responsable de la quema de camionetas y vehículos, así como de los bloqueos de las principales avenidas de Guadalajara, Jalisco, el 9 de marzo, para intentar liberar o rescatar a Erick Valencia Salazar.

La institución castrense agregó que también fueron detenidos Marco Antonio Reyes, Salvador Topete, Santos Javier Álvarez y Addio Benamar Giles, todos acusados de ser integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

La Sedena reportó que Balcázar había asumido el control de esa organización, luego de la caída de Valencia y nombrado por Nemesio Oseguera, quien -según inteligencia militar- es el principal dirigente de la agrupación criminal que opera en Jalisco y Colima.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada; las autoridades informaron que los acusados habían sido designados para defender la zona del ingreso de Los Zetas en Jalisco.

Los elementos de la Sedena indicaron que Oseguera ordenó a Balcázar realizar los bloqueos con la finalidad de intentar rescatar o entorpecer el traslado de Valencia.

Balcázar fue capturado en el fraccionamiento del club de golf Santa Anita, en Tlajomulco de Zúñiga, ahí mismo fueron detenidos Álvarez y Giles.

Los otros sospechosos, Reyes y Topete, fueron detenidos en un inmueble diferente.