La Policía de Guatemala capturó este martes a un sospechoso de dirigir a los sicarios del cartel de Los Zetas que asesinaron y decapitaron a 27 campesinos en una finca del norte del país el 14 de mayo, informó el presidente Alvaro Colom.

"Al parecer esta persona fue la responsable de dirigir al grupo que asesinó a los campesinos" en el departamento de Petén, dijo Colom en rueda de prensa, poco después de que el sospechoso, el guatemalteco Elder Estuardo Morales Pineda, fuera detenido por los agentes.

Morales, cuya edad no ha sido revelada, fue atrapado este martes en San Benito, un municipio de Petén, departamento fronterizo con México, cerca de la finca donde fueron asesinados los 27 labriegos, incluidas dos mujeres, en una matanza que conmovió a toda Centroamérica.

"Esta persona fue detenida en el barrio El Trébol de San Benito, sindicada de los delitos de plagio o secuestro y asesinato", declaró a la AFP el portavoz policial Donald González.

El portavoz explicó que la aprehensión de Morales, a quien se le conoce con el apodo de 'El Pelón', fue posible "gracias al trabajo de inteligencia que se ha realizado en la zona" de la matanza.

Los sicarios ejecutaban a los trabajadores mientras les preguntaban donde estaba el dueño de la finca, Otto Salguero, con el fin de matarlo. Luego de la masacre, el ganadero comenzó a ser investigado por sospechas de que está vinculado con el narcotráfico, lo que fue negado por sus padres.

DOCH