Eduardo Pequeño García, jefe de la División Antidrogas de la Policía Federal, presentó a Jaime Herrera, señalado como responsable de suministrar drogas sintéticas al Cártel del Pacífico.

Según el funcionario federal, Herrera es requerido por la justicia de Estados Unidos, de la cual se sustrajo hace más de una década por diversos delitos y porque está identificado como abastecedor de metanfetaminas, ICE y otras drogas sintéticas.

De acuerdo con la Policía Federal, el detenido inició su carrera criminal en 1996 distribuyendo droga sintética en Los Ángeles, California, de 1997 a 1999 produjo metanfetamina en Culiacán. En Tijuana, Baja California, continuó produciendo droga y trabajó para los Arellano Félix. En el 2002 regresó a Culiacán para seguir produciendo y enviar los cargamentos.

Ese mismo año Ismael Zambada le ordenó que se reuniera con Javier Torres y Alfredo Beltrán Leyva, con el fin de que aclarara su relación con el Cártel de Tijuana y obtuvo la anuencia para operar con el Cártel del Pacífico y los Beltrán Leyva.

Añadió que Herrera contactó con narcotraficantes colombianos para el suministro de pseudoefedrina, a la mafia china y a guatemaltecos ante la escasez de la materia prima.

Junto con Herrera, que fue presentado utilizando muletas al estar convaleciente de una reciente operación de la tibia, fue capturado Felipe Naranjo Sevilla, señalado como el administrador de ese grupo dedicado a elaborar drogas de diseño.

[email protected]