Manuel Garibay, un importante narcotraficante mexicano que actuaba como enlace entre proveedores de cocaína de Colombia y el cártel de Sinaloa, fue detenido en Mexicali, informaron autoridades estatales.

Garibay era responsable del tráfico de cocaína desde Cali (Colombia) a México para entregarla a la organización criminal de Ismael ‘El Mayo’ Zambada y Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera , dijo Daniel de la Rosa Anaya, secretario de Seguridad Pública del estado de Baja California.

El narcotraficante de 52 años ya había sido detenido en 1995 en San Diego (California), y se había acogido al programa de testigos protegidos de Estados Unidos.

Su detención se realizó el jueves en el ejido del Mezquital, al sur de Mexicali, ciudad de 630.000 habitantes y fronteriza con la estadounidense Caléxico, donde Garibay se refugiaba desde hace varios meses.

Se trata de un peligroso delincuente acusado además de varios asesinatos y secuestros, así como de comandar una banda conocida como ‘Los Garibay’ integrada por unos 30 traficantes, agregó De la Rosa.

El detenido comenzó a operar en 2009 como enlace entre los proveedores colombianos y el cártel de Sinaloa tras la detención de Vicente Zambada Niebla, alias Vicentillo , hijo de uno de los líderes del cártel de Sinaloa y actualmente preso en Estados Unidos a donde fue extraditado.

El cártel de Sinaloa es considerado el más poderoso de los grupos mafiosos mexicanos y su capo El Chapo Guzmán es el narcotraficante más buscado por Estados Unidos, que ofrece por él una recompensa de 5 millones de dólares.

/doch