Tras los enfrentamientos en Zapopan entre militares y sicarios, a raíz de la captura de Erick Valencia, alias El 85 , elementos de las fuerzas federales y estatales, blindaron la frontera entre Michoacán y Jalisco para evitar una escalada de violencia en territorio michoacano.

De acuerdo con medios locales, que citan a autoridades del los tres niveles del gobierno, cerca de un centenar de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán y de los municipios colindantes se trasladaron a la frontera entre ambas entidades.

Sin embargo, la policía municipal de Marcos Castellanos informó del robo e incendio de al menos tres vehículos sobre la carretera Marcos Castellanos-Jiquilpan, en los límites de esta entidad con Jalisco. No se reportaron víctimas.

Ese ataque provocó la movilización de cuerpos policiacos de la región, pero no lograron detener a los agresores.

apr