Hombres armados que viajaban en camionetas dispararon armas calibre .9mm y .226mm en el centro comercial y turístico de Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo, desatando el caos en la avenida Yaxchilán. Hay una persona muerta y otra herida, además resultaron afectadas las fachadas de dos bares, una farmacia, dos hoteles y el inmueble de la Confederación Revolucionaria Obrero y Campesina (CROC).

La Procuraduría General de Justicia del estado de Quintana Roo (PGJQ) informó que tras la balacera aplicó el Código Rojo, por lo que movilizó fuerzas municipales, estatales, federales y militares, con que se trató de ubicar a los responsables, sin embargo, sólo ubicaron dos vehículos abandonados que presumiblemente utilizaron los agresores.

Los hechos violentos ocurrieron por breves minutos a las tres de la mañana, por lo que la afluencia de personas era escasa en una de las zonas que durante el día es de las más visitadas en ese municipio, pues en ella se ubican restaurantes, bares y locales de tiendas comerciales visitados por turistas y residentes.

Según la Procuraduría estatal, los hombres armados se trasladaban en tres camionetas y circularon por la avenida de Yaxchilán abriendo fuego contra los negocios Canta Canta, Los Amigos y La Taberna, la Farmacia París, Hotel Ramada y Hotel Canto, así como la fachada del inmueble de la CROC.

Según las autoridades municipales y estatales, en lo que va de abril la violencia se ha acrecentado en Quintana Roo, principalmente en ese puerto turístico donde grupos de Los Zetas y el Cártel de Juárez se confrontan con Los Pelones, leales a Joaquín Guzmán, capo del Cártel del Pacífico.

La disputa de la zona ha generado que en los primeros 19 días de abril sumen ocho muertos, incluyendo el de ayer, identificado como Valerio Cohuo, de 25 años, quien falleció por las ráfagas disparadas por los agresores. Un hombre más fue lesionado en el hombro.

La movilización de las corporaciones municipales y estatales, con respaldo de la Policía Federal, el Ejército y la Marina Armada de México lograron ubicar una camioneta abandonada que identifican que fue utilizada por los agresores, pues quedaron regados casquillos de las armas utilizadas; además, se presume que obligaron a entregar un vehículo Ford Fiesta a un particular para huir.

[email protected]