Monterrey, N.L.- La inseguridad no da tregua en Nuevo León, la entidad registro una desmejora generalizada y se encuentra en rojo en todos los delitos, con un aumento en los robos en sus diversas modalidades, lo que provocó un deterioro mayor de la Marca Monterrey , una caída del 11% en la inversión extranjera en esta entidad durante el último año, por lo que, el sector empresarial regiomontano advirtió sobre la posibilidad de que esta entidad pueda caer en una situación de descontrol y abandono en los próximos siete meses.

Al presentar los resultados del Semáforo del Delito, los dirigentes de la Cámara de la Industria de la Transformación de Monterrey (Caintra), Confederación Patronal Mexicana (Coparmex) y Consejo Cívico de las Instituciones de Nuevo León (Cinlac), llamarón al gobernador Rodrigo Medina, a cumplir con su responsabilidad y asumir el liderazgo para lograr una urgente coordinación metropolitana para reducir los niveles de inseguridad.

La desmejora del estado de Nuevo León en materia de seguridad impacta la calidad de vida de los ciudadanos y el desarrollo económico de Nuevo León. En marzo aumentaron 9 de los 10 delitos monitoreados por el Semáforo , dijo José Mario Garza Benavides, el director de la Coparmex.

Comentó que todos los delitos patrimoniales aumentaron: asaltos a casa, a persona, a negocio, robo de vehículo y banco, y el cristalazo. Por otro lado, 3 delitos socio familiares también se incrementaron como la violación, lesiones y violencia familiar.

Al comparar el primer trimestre de 2012 con el mismo período del año pasado, externo que los delitos de robo a casa aumentaron un 72 por ciento; la violencia familiar se incremento en un 55 por ciento; y las violaciones se elevaron en hasta un 52 por ciento.

Estamos a 3 meses de las elecciones, tras éstas, seguirán 4 meses de transiciones de una administración a otra en todos los ayuntamientos. En total estamos hablando de 7 meses en los que no podemos permitir la distracción y o el abandono de las autoridades que vivimos en marzo , aseguro.

Por lo anterior, demandó a las autoridades estatales un esfuerzo de coordinación sin precedentes, ya que habrá que trabajar con alcaldes de todo tipo; los que sí terminan, los interinos y los electos.

Necesitamos en el gobernador a un líder cuya capacidad más importante, la única trascendente en este momento, es mantener a los alcaldes enfocados en las metas comunes en materia de seguridad , añadió.

Por su parte, Miguel Treviño de Hoyos, director del Consejo Cívico de las Instituciones de Nuevo León, manifestó que la cifra de 1,363 denuncias de robo de vehículo presentadas en marzo por ciudadanos afectados, rompe la tendencia a la baja que este delito venía reportando desde hace 7 meses.

El 59% de los robos a vehículo fueron con violencia. En marzo se robaron 45 vehículos al día contra 40 de febrero. Es un retroceso importante toda vez que la meta máxima de 40 robos diarios fue una promesa hecha en octubre de 2011 para alcanzarse en diciembre y que finalmente se logró hasta febrero de 2012 , destacó.

Los números del Semáforo del Delito muestran que Monterrey, Guadalupe y Apodaca son los municipios donde más vehículos se roban con 550, 160 y 145 respectivamente.

En el caso de Monterrey, el 40% de los robos de autos se presentan en el primer cuadro de la ciudad.

La autoridad estatal y la municipal evaden sus responsabilidades culpándose el uno al otro. Ninguna de las dos autoridades está actuando a la altura de las circunstancias , acotó.

EMPEORA SAN PEDRO

El municipio de San Pedro Garza García, donde se ubican los corporativos de las grandes empresas y donde habitan las familias pudientes de Nuevo León, destacó del resto de los ayuntamientos por empeorar su situación y reportar aumentos en 8 de los 10 delitos monitoreados por el Semáforo del Delito de la iniciativa privada de Monterrey.

Por ejemplo, en San Pedro Garza García, el robo a personas aumento un 260%, el asalto a negocios en un 150%. Mientras que el robo de autos se disparo en un 46 por ciento.

Mientras que Guillermo Dillón, director de la Caintra, dio a conocer que la cifra acumulada de homicidios en Nuevo León al primer trimestre del año es de 516.

De mantenerse esta cifra el resto del año, el acumulado para diciembre de 2012 sería de 2,064 homicidios, una cifra superior a la de 2011 , advirtió.

El director de ese organismo, resaltó que según datos de la Secretaría de Economía la Inversión Extranjera Directa ha caído en 9 de las 10 entidades con mayores índices delictivos. En el caso de Nuevo León, la inversión extranjera sufrió una caída del 11 por ciento el año pasado.

La inseguridad en Nuevo León ha afectado al turismo, a las empresas de transporte de mercancías y productos por carretera, al transporte de pasajeros, al sector restaurantero, a los comercios, a la industria manufacturera, al sector agropecuario, a la construcción y bienes raíces, etc.

Según la Cámara de Propietarios de Bienes Raíces de Nuevo León, el valor patrimonial de las casas se ha caído en hasta un 40 por ciento en algunos sectores del área metropolitana de Monterrey.

Además, de acuerdo a un pronóstico conservador más de 10,000 establecimientos que eran ocupados por negocios fueron abandonados y actualmente sus propietarios buscan desesperadamente volver a rentarlos.

Garza Benavides, aclaró que los 50,000 ó 60,000 empleos que se podrían generar en Nuevo León en 2012 serían insuficientes para dar respuesta a más de 150,000 desempleados.

Para acabar con el desempleo y evitar que más personas se integren a las fuerzas del mal la economía estatal de Nuevo León debería de crecer a niveles del 8 por ciento anual, puntualizo.