Un estudio legislativo alertó sobre el aumento de linchamientos en el país e informó que anualmente se documentan más de 50 casos en donde presuntos delincuentes o personas inocentes son asesinadas por estos llamados delitos de masa .

Los linchamientos aparecen como recurso fatal para controlar parte del desorden que el crimen introduce a la vida de poblaciones que han sufrido sistemáticamente de una escasa impartición de justicia y que han soportado los embates de políticas económicas desfavorables , asegura el informe.

El informe de la vicecoordinación de Asuntos Jurídicos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en San Lázaro, retomó datos y estudios de la ONU, UNAM, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y Universidad de las Américas.

Detalló que si bien los linchamientos han ocurrido en toda la historia de la humanidad, cuando hay niveles crecientes de impunidad, violencia y desatención de autoridades aumentan los casos de este tipo de delitos .

El vicecoordinador jurídico del PRI, Arturo Zamora Jiménez, expuso en el documento que los linchamientos son un comportamiento que es el resultado de la falta de confianza a los esquema de punición del Estado.

El castigo puede alcanzar los 60 años de prisión para cada uno de los implicados o participes, que van desde los intelectuales, los inductores o los incitadores y quienes colaboran de otra manera , aseguró.

Zamora Jiménez aseguró que existen modificaciones en el castigo a los actores del linchamiento. Hay una diferencia cuando se trata del linchamiento de una persona que pudiera ser un delincuente o que en ese momento está cometiendo un delito, como robo a transporte público, violando a una niña, con lo que se pudieran considerar algunas atenuantes y se disminuye sensiblemente la pena .

Zamora Jiménez subrayó que en muchos casos, como el reciente en Chalco o en el de Tláhuac hace algunos años, no existía ningún delito de por medio y se trata de contaminación de voz a voz . Eso, dijo, deriva en acusar a alguien que cometió o puede cometer un delito, sin que ello sea cierto y deriva en linchamientos que pueden ir de lesiones graves a la muerte.

Todo ello se inscribe en un aumento de violencia que creció exponencialmente en los últimos cinco años, con más de 50,000 homicidios y la gente percibe impunidad, que no es atendida y de pronto se dan estos fenómenos sociológicos como los linchamientos , indicó.

El estudio agregó que no es privativo de algún estado, pues en delegaciones rurales del Distrito Federal se han registrado decenas de linchamientos y hay letreros en pueblos y comunidades que advierten a delincuentes y visitantes del riesgo de ser linchados si cometen alguna falta.

Por su parte, el vicecoordinador de Proceso Legislativo y Jurídico del PRD en la Cámara de Diputados, José Luis Jaime Correa, coincidió en que los linchamientos en el país son el reflejo de altos niveles de impunidad, ya que de cada 100 delitos cometidos, sólo en tres o cuatro casos el responsable pisa la cárcel.

Asimismo, señaló la falta de atención del Estado en algunas regiones, donde la población está cansada por los delitos, por la falta de atención de las autoridades y que las denuncias no se reflejan en la detención de los delincuentes, por lo que los vecinos optan por este tipo de prácticas.

Lo más común en municipios del estado de México, como Ecatepec, son los asaltos al transporte público, donde bandas dedicadas a este delito roban celulares, bolsas, relojes, carteras y no pasa nada. Cuando la gente se cansa de denunciar y no pasa nada, se viven episodios como los linchamientos , comentó el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Aseguró que los linchamientos no se justifican, pero son reacciones, como el que la ciudadanía empiece a comprar armas, que son el reflejo de que la delincuencia y la impunidad ya gobiernan en algunas regiones, como lo han reconocido autoridades militares.