Tropas de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) fueron agredidas por integrantes del crimen organizado en los municipios de Nuevo Laredo, Nueva Ciudad Guerrero y Reynosa, Tamaulipas, lo cual dejó un saldo de dos sicarios muertos, por la parte castrense no se registraron bajas ni heridos.

La Comandancia de la IV Región Militar y Octava Zona Militar reportó que los tres enfrentamientos fueron provocados por los sicarios quienes abrieron fuego contra militares, por lo que respondieron a la agresión.

El primer ataque fue en la colonia Anáhuac, municipio fronterizo de Nuevo Laredo, cuando realizaban un patrullaje. Ahí fueron aseguradas seis armas largas, 36 cargadores, 950 cartuchos, un lanzagranadas y dos vehículos; no hubo detenidos.

El segundo enfrentamiento ocurrió en la carretera Ciudad Mier-Nuevo Laredo kilómetro 171, cerca de Nuevo Ciudad Guerrero. Las tropas fueron recibidas con disparos, en ese momento uno de los agresores murió. Se aseguraron las armas largas, vehículos y cargadores.

La tercera escaramuza ocurrió en la carretera 109 que va hacia el municipio de Río Bravo. Los militares fueron agredidos por sicarios.

El enfrentamiento dejó un infractor muerto, se decomisaron cinco armas largas, tres vehículos, algunos de ellos con blindaje artesanal, según la Comandancia militar.

Además, la Sedena informó sobre el decomiso de 8 toneladas de marihuana en un retén de la carretera Monterrey-Rey­nosa; iban en un tractocamión que fue puesto a disposición de la PGR. El peso era 8,206 kilos 200 gramos. El conductor del tractocamión fue detenido.

[email protected]