Un comandante de la policía del distrito de Nuevo León fue asesinado en un enfrentamiento a balazos en un suburbio de la ciudad mexicana de Monterrey, informó el sábado una fuente de la fiscalía local.

El comandante Antonio Montiel fue atacado a balazos por varios hombres armados cuando estaba en una finca de su propiedad localizada en el municipio de Juárez, en las afueras de Monterrey, capital de Nuevo León, detalló un agente de investigaciones de la fiscalía.

"El cuerpo de Montiel fue encontrado en una granja de cerdos de su propiedad, donde se encontraba con su familia como todos los fines de semana y hasta donde llegaron los delincuentes para agredirlo", explicó el agente.

Dos menores de edad y otro adulto que se encontraban con el comandante, que estaba destacado en San Pedro Garza, en la zona metropolitana de Monterrey, resultaron ilesos.

Montiel tenía 20 años de servicio y estuvo a cargo de detenciones relacionadas con robos de autos y extorsiones del crimen organizado.

Este es el segundo mando de la policía estatal asesinado en una semana en Nuevo León, donde los cárteles del Golfo y de Los Zetas, este último formado en los años 1990 por militares desertores, libran una sangrienta disputa.

La ola de violencia ligada al narcotráfico ha dejado en México más de 50,000 muertos en los últimos años, la mayoría, según el gobierno, en disputas entre los cárteles, además de en operativos militares antidrogas y asesinatos de civiles ajenos al crimen organizado.

JSO