La Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco (PGJEJ), a cargo de Tomás Coronado, informó que elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional ubicaron tres fincas con refrigeradores industriales que contenían restos humanos que, según pruebas periciales, podrían llevar a la identificación de los restos encontrados en Ixtlahuacán de Los Membrillos.

También afirmó que Laura Rosales, Alejandro Rodríguez y Carlos Antonio Mercado, sospechosos del secuestro de 12 personas y del asesinato de 18 más, serán arraigados por 30 días.

Según la PGJEJ, los detenidos pueden ofrecer más datos para la captura de Armando Rafael Figueroa, Juan Carlos Antonio y Abel Rosales, quienes tendrían la encomienda de Los Zetas de plagiar y asesinar a 50 personas en venganza por el homicidio de 23 integrantes del cártel, el 4 de mayo en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Según las indagatorias, los arraigados están relacionados tanto con el secuestro de 12 personas, como con el multihomicidio de Nuevo Laredo.

La Procuraduría estimó que con el arraigo de los sospechosos, más el intercambio de información con la Procuraduría General de la República, los datos de Plataforma México de la Secretaría de Seguridad Pública federal, inteligencia militar y naval se podrá en los próximos días capturar a los autores intelectuales de las narcoejecuciones y plagios de abril y mayo en Jalisco.

Hasta el momento, el Servicio Médico Forense ha entregado a sus familiares nueve de 18 cuerpos encontrados la semana pasada en Jalisco. En esos casos, se pudo identificar a las víctimas porque contaban con huellas dactilares para cotejar. Ahora se espera encontrar más pistas con los restos hallados en refrigeradores.

[email protected]