Luis Cárdenas Palomino, jefe de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal, presentó en el Centro de Mando de Iztapalapa a Bogard Felipe Lugo de León, elemento que el 25 de junio, junto con otros dos preventivos, asesinó a tres de sus compañeros en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

El funcionario reiteró la hipótesis del enfrentamiento en el sentido de que Lugo, Zeferino Morales Franco y Daniel Cruz García formaban parte de una red de policías corruptos dedicados al tráfico de droga en el aeropuerto para venderla en la ciudad de México, procedente de Perú.

Felipe Lugo de León, precisó Cárdenas Palomino, fue detenido luego de que el 13 de julio una denuncia ciudadana ofreciera datos precisos del prófugo, por quien se ofrecía una recompensa de 5 millones de pesos, por lo que fue asegurado en un edificio que renta cuartos por día en la colonia San Ángel Inn, donde se refugió desde el día de los hechos.

Ante el conocimiento de las evidencias, se montó el equipo de vigilancia que permitió la detención del exresponsable del turno de la Policía Federal del AICM, que huyó junto con sus cómplices tras asesinar a tres de sus compañeros, aunque Cárdenas Palomino señaló a Morales Franco y Cruz García como los asesinos materiales.

El jefe policiaco recordó que las investigaciones que realizaba la Policía Federal, brazo operativo de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP), iniciaron el 6 de enero y continuaron el 15 de marzo, 11 de abril, 25 de mayo, 6, 11, 19 y el 25 de junio, fechas en las que detectaron entregas de cocaína en los baños del aeropuerto, pero no explicó por qué dejaron pasar seis meses.

Luego de ofrecer detalles en fotografías y un breve video, Cárdenas Palomino reiteró que se mantiene la recompensa de 5 millones de pesos para quien ofrezca datos que lleven a la captura de los otros elementos presuntamente implicados en el asesinato de sus compañeros en el AICM: Zeferino Morales Franco y Daniel Cruz García.

Cárdenas Palomino aseguró que la dependencia continúa con la investigación y que ha entregado todos los expedientes, bitácoras e informes de 300 elementos que operan en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez a la Procuraduría General de la República.

BUSCAN CULPABLES

  • Tres policías federales fueron asesinados a balazos la mañana del 25 de junio en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.
  • Agencias de inteligencia estadounidenses adelantan que Héctor Velázquez, director de la Terminal Aérea, dio facilidades a organizaciones delictivas para el trasiego de droga. La PGR y la Embajada de EU en México niegan esa información.
  • Cárdenas Palomino señala, una semana después, al Subdirector del Aeropuerto. Afirma que el funcionario operó las cámaras de vigilancia para que no grabaran el ataque. El aeropuerto rechaza la afirmación.

rtorres@eleconomista.com.mx